Esta noche nos acercamos a la parroquia de Gamia a la alabanza del grupo de la Renovación Carismática. Si en las eucaristías hay cantos y bailes, en su oración no iba a ser menos.

Han compartido la Palabra con el comienzo del capítulo 14 del evangelio de Juan:

«No se turbe vuestro corazón. Creéis en Dios: creed también en mí. En la casa de mi Padre hay muchas mansiones; si no, os lo habría dicho; porque voy a prepararos un lugar. Y cuando haya ido y os haya preparado un lugar, volveré y os tomaré conmigo, para que donde esté yo estéis también vosotros. Y adonde yo voy sabéis el camino.» Le dice Tomás: «Señor, no sabemos a dónde vas, ¿cómo podemos saber el camino?» Le dice Jesús: «Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida. Nadie va al Padre sino por mí. Si me conocéis a mí, conoceréis también a mi Padre; desde ahora lo conocéis y lo habéis visto.»»

Escucharles compartir la Palabra con fuerza, aunque casi no entienda nada de lo que dicen, muestra su cercanía al mensaje de Jesús, espero que logren ser guiados y acompañados para que Jesús siga siendo su camino, su verdad y su vida.

En Instagram queda colgado un vídeo del comienzo de la alabanza: