con el fin de mes ya hemos visitado todas las comunidades y comienza una nueva ronda…parece mentira que llevemos ya tanto tiempo aquí y la cuenta atrás ya es de una sola cifra y con las noticias del covid haciendo de nuevo de las suyas, las ganas de volver para evitar sustos aunque se notan pero tampoco restan a la experiencia.

Aparte de alguna foto de la comunidad de hoy, Soumboa, ya tardaba en comentar uno de los símbolos de esta región, el árbol baobab.

Son auténticas huellas de historia, parecen haberlos plantado del revés porque parecen raíces y son muy longevos, dicen que hasta 1.500 años podría tener alguno y hoy a la vuelta de la comunidad tuvimos que parar a hacer la foto al más grande que creo haber visto hasta ahora.

Imagina cuánto podrían contar si escuchasen y tuviesen memoria…son símbolos de tradición, de fetiches, de magia…

Junto a los árboles siempre estamos las personas: buscando cobijo, alimento, sombra…

Junto a Dios siempre estamos las personas…buscando cobijo, alimento, sombra…pero este no se termina…porque es eterno y fiel.