…quizás dos semanas pero todo esto ya deja marca. África deja huella porque hay mucho dando vueltas en la cabeza…y alcanzando al corazón que espero haga mucho bien.

Hoy he tenido día de descanso, había reuniones y encuentros…pero aquí estuve entre la capilla y la habitación dando vueltas y atento a las noticias que por momentos sobrecogen y quieren poner patas arriba todo de nuevo.

Lo mejor del día ha sido aprovechar para leer un poco sobre el Adviento y dedicarle tiempo al Señor compartiendo, callando, escuchando.

Y ahora…que vuelva el silencio que toca descansar que mañana se presente el día bien temprano…a las seis en pie…

(Sí, lo sé….estás esperando una foto…pero resulta que hoy el móvil se ha quedado quieto también…pero te regalo una de las canciones que me han acompañado hoy)…