Cuando no te miramos a los ojos o torcemos la vista…

Cuando no escuchamos tu Palabra…

Cuando no seguimos tus pasos…

Tantas veces dejamos de escuchar tu voz y nos perdemos, no entendemos, no miramos más allá de nuestra pequeña realidad sin darnos cuenta que somos parte de algo grande.

¡Gracias Señor! porque a veces te abres camino de la forma más insospechada y pones palabras, gestos y acciones en nosotros que construyen tu Reino.

Nuestras renuncias siempre consiguen tu beneficio.

Cope Asturias – Escuchar en https://bit.ly/3oTn5WK
La Nueva España – Ver noticia en https://bit.ly/3l56Sg2