Hoy ha sido un día de pausa ya que el cansancio acumulado fue haciendo mella en la espalda y las cervicales y veía difícil poder subirme a traquetear por las pistas de tierra. He aprovechado no solamente para descansar físicamente sino para hacer un poco de examen personal de lo que he vivido las últimas semanas ahora que ya estamos a la mitad de esta aventura.

Una pausa para reflexionar, pensar en lo que puedo aportar, en lo mucho que recibo…

Además llega el Adviento…la espera…la mayor esperanza vuelve a encarnarse para mostrarnos el Amor de Dios y también hay que preparar el corazón.

Un comentario sobre “Pausa y espera

Los comentarios están cerrados.