se pinta el cielo cada mañana hasta llegar el anochecer y salir la luna a pasear…cada instante…

es la mirada que te sigue la pista con curiosidad, quizás temor, agradecimiento…

es la piel del hermano en quien encontrar a ese Alguien que nos hace precisamente hermanos…eso es la fraternidad…

hoy la comunidad de Ganro ha sido una explosión de color, de miradas, de gestos, de retos y proyectos que los ilusiona y que nos tienen que mover a seguir avanzando.