Es el lugar que pisan tus pies, te lleva hacia algún lugar o hacia alguien…en nuestro caso tratamos de ayudar a estos pueblos a conocer libremente a Jesús y su mensaje de amor para toda la humanidad.

El camino tiene sus baches y situaciones complejas: desde las averías del coche, a los que cuidan por la seguridad de todos en las pistas, los que se cruzan en tu camino para ir al campo a trabajar o quien camina a tu lado buscando lo mismo que tú.

Al compartir el camino, compartimos miradas, gestos y todo aquello que nos mueve…

Hoy al visitar por primera vez una comunidad, he compartido mi camino a base de cercanía, gestos, miradas y cariño…que das y por supuesto recibes en mayor medida. El pueblo de Bedari pertenece a la etnia gandó -en su mayoría- y ha resultado una vivencia arrolladora que te abre el corazón y te recompone. Caras que quizás nunca volveré a ver pero que estarán en mi memoria, en mi recuerdo y en mi oración.

Un comentario sobre “Camino

Los comentarios están cerrados.